Hemos entrado en tiempos sin precedentes en la tierra, y estamos entrando en una puerta de tiempo muy profética. Nisán, el primer mes del calendario bíblico (Éxodo 12:1-2) está ahora sobre nosotros (26 de marzo-24 de abril), y como tal, ¡el Año Nuevo Bíblico ha comenzado oficialmente! Las implicaciones de este nuevo año son inmensas, llenas de desafíos y dificultades, imposibilidades, altos muros y gigantes en la tierra. ¿Ya estás emocionado? Después de leer esto estarás armado con las estrategias del cielo, y aprenderás cómo es ir a la guerra con Adonai, y lo pequeño que es realmente el enemigo. Nisán es un mes de salvación, redención y milagros, con innumerables ejemplos en las Escrituras de los poderosos milagros hechos por el Dios de Israel durante Nisán. La tribu de este mes es Judá, la constelación sobre Israel durante Nisán es el Carnero, y la letra de este mes es Hei. Todos estos elementos del mes están estrechamente relacionados con la comprensión del significado de Nisán en el presente. La Pésah (Pascua judía), que se celebra este año del 8 al 15 de abril, es la fiesta principal de Nisán, y desempeña un papel integral en el pasado, el presente y el futuro de cada persona. Fue durante el mes de Nisán que YHWH sacó a Israel de Egipto, pero debemos recordar que hasta la misma noche de la Pascua (15 de Nisán), los juicios de YHWH contra el Faraón y los dioses de Egipto seguían en pleno desarrollo, hasta que finalmente, el Faraón dejó que los israelitas fueran a adorar a Adonai. Durante todo el tiempo de los juicios, los israelitas miraban constantemente hacia el cumplimiento de la promesa de Elohim a Abraham (Génesis 17:4-22). A medida que la batalla con Covid-19 continúa en todo el mundo, y lo que antes era cómodo y normal se tambalea, esta es nuestra oportunidad de volver a alinearnos con las promesas de Adonai para nuestras vidas y nuestras prioridades en el futuro. Mientras los poderes del mundo son sacudidos, pongámonos en sintonía con la visión del Gran Yo Soy.

Más de 40 años después, Josué y todo Israel, en el mismo mes (Nisán) cruzaron el río Jordán dispuestos a derribar el primer objetivo, Jericó. Todos los generales vivos o muertos te dirán que Josué era, según los estándares del mundo, un general muy estúpido. Ellos no habrían tomado casi ninguna de las mismas decisiones que tomó Josué, especialmente en el caso de Jericó. Entonces, ¿qué sabía Josué que no saben los generales del mundo real? ¿Cuáles son los misterios que hay que desentrañar para que conozcamos los secretos para derrotar a enemigos muy superiores y derribar las murallas de las ciudades sin una sola palabra? La simplicidad y la profundidad de la respuesta te sorprenderá, y créelo o no, desde el cruce del Jordán por parte de Josué hasta la victoria en Jericó, todo en el mes de Nisán, obtenemos el cuadro profético completo de la tortura, la muerte y la resurrección de Yeshua, que nos lleva justo a donde estamos hoy, 5780. Al igual que el Coronavirus invisible que ha debilitado al mundo, la Ekklesia todavía está aprendiendo a luchar contra nuestro enemigo invisible, algo que Josué aprendió a temprana edad. Esta es la clave para que esta generación lleve a cabo el cumplimiento del retorno del Rey de la gloria. Las claves de la victoria son contraintuitivas y no tienen sentido para el mundo, pero recuerde, las estrategias de El Shaddai no son las mismas que las del hombre, y lo hermoso es que todo lo que se revela aquí es transferible a nuestra vida diaria, desde el más pequeño asunto hasta el mayor obstáculo. "Si alguno de vosotros se cree sabio en este tiempo, hágase necio [desechando sus pretensiones mundanas y reconociendo su falta de sabiduría], para que llegue a ser [verdaderamente] sabio. Porque la sabiduría de este mundo es una tontería (un absurdo, una estupidez) ante Adonai; pues está escrito [en la Escritura]: "[Él es] el que atrapa a los sabios y a los astutos en su astucia;" (1 Corintios 3:18-19). ¡Es hora de volverse tonto!

¿ERROR ESTÚPIDO O SELLO DE JUSTICIA?

Inmediatamente después de cruzar el río Jordán a territorio enemigo, lo primero que hace Josué es hacer circuncidar a todos los hombres de Israel, dejándolos completamente indefensos mientras se curan, y si el enemigo hubiera decidido atacarlos habrían sido todos masacrados. Inmediatamente después celebran Pésaj durante ocho días, dejándose de nuevo vulnerables a los ataques. Si estoy pensando con la sabiduría del mundo esto es una estupidez, pero si estoy escuchando a YHWH, es una genialidad, y esencial para lo que se avecina no sólo en los próximos días sino también en los próximos años de guerra.

¿Por qué era tan importante la circuncisión para arriesgar la vida de cada israelita, y qué significa la circuncisión para nosotros hoy? Para entenderlo tenemos que remontarnos a Abraham, una de las personas más insensatas que ha vivido según el criterio del mundo. La circuncisión fue una orden de Dios a Abraham diciendo: "Será la señal (símbolo, memorial) del pacto entre Yo y tú" (Génesis 17:11) El Abba Padre luego le dice a Abraham que Su esposa Sara, que tenía 99 años en ese momento, iba a tener un hijo, y que ese hijo sería el que llevaría a cabo la promesa de Adonai. ¿Ridículo, verdad? Bueno, lo hicieron, y este es en realidad el significado de Issac (Risas). ¿Y qué hace Abraham? ¡Ese mismo día Abraham con todos sus hombres se circuncidó sin tener tiempo siquiera de estar con Sara para saber si estaría con un hijo! Abraham agradeció a Adonai antes de que hubiera alguna evidencia de que fuera posible, en contra de las ridículas probabilidades que casi aseguraban que no se produciría. Tal fue la confianza y la fe de Abraham en el Rey Emmanuel. Josué e Israel también mostraron la fe de Abraham, haciendo una declaración no pequeña al cruzar el Jordán, ya que la generación anterior no lo haría, y sin importar el obstáculo, tenían una fe absoluta en que El Elyon cumpliría Su promesa. La circuncisión después de cruzar (Josué 5:2-3) fue un sello de la fe que tenían en la promesa antes de ser circuncidados en primer lugar. Era una declaración de que al igual que Abraham tenían la fe de que el Todopoderoso lo haría sin ninguna evidencia física en el momento. "Ahora bien, la fe es la sustancia de lo que se espera, la evidencia de lo que no se ve" (Hebreos 11:1). Es como limpiar tu garaje y agradecerle a Yeshua por tu flamante auto $100,000 que te prometió mientras tienes un saldo negativo en tu cuenta bancaria. La fe en acción.

El significado profético de la circuncisión y la celebración de Pésaj después de cruzar el Jordán tiene una correlación directa con la tortura y la crucifixión de Yeshua, representando la circuncisión (pacto de sangre) justo horas antes de que Israel celebrara Pésaj (Pascua) Marcos 14:1-2. ¿Ves ya alguna similitud? ¿Qué gran promesa le mostró el Padre a Yeshua para que estuviera dispuesto a soportar un tormento y una muerte indecibles? El nombre del lugar donde se realizó la circuncisión después de que Israel cruzara el Jordán nos da una pista. Después de que la circuncisión masiva fue terminada, "Adonai dijo a Josué: "Hoy he quitado de ti el oprobio (la burla, el ridículo) de Egipto". Por eso el nombre de ese lugar se llama Gilgal (rodar) hasta el día de hoy" (Josué 5:9). Parte de la promesa que el Padre le mostró a Yeshua, quien luego la compartió con Sus discípulos (Mateo 16:21) fue que Él sería resucitado al tercer día, y que la piedra frente a Su tumba sería removida (Mateo 28:2). Así como hizo rodar el oprobio de Egipto por Josué, hizo rodar el oprobio del pecado y de la muerte por medio de Yeshua. ¿Pero no terminó ahí? De ninguna manera. Eso fue sólo el comienzo de la promesa, y ahora es nuestro turno, no para la circuncisión física, sino para la circuncisión de nuestros corazones al no estar ya bajo la ley para preparar el camino para el regreso del Rey de la gloria, para ser la Novia sin mancha del Mesías que Él está esperando. "Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión ni la incircuncisión significan nada, sino la fe que obra por el amor" (Gálatas 5:6). Esto es lo que significa ser la generación de Josué, los Juanes bautistas, preparadores del camino caminando en los 9 frutos y 9 dones del Espíritu Santo desde el perfecto amor del Padre.

¿Conoces las promesas de Adonai sobre tu vida? ¿Le has preguntado? ¿Has buscado en Su palabra? Si las conoces, ¿has actuado sobre ellas? Las promesas tanto generales como individuales no sirven para nada si no damos el primer salto de fe. Podemos elegir ser como la generación que vagó y pereció en el desierto durante 40 años por su falta de fe, o podemos ser la generación de Josué que piensa según el paradigma del Reino en lugar del paradigma del reino caído.

PESAJ (PASCUA)

Celebrar la victoria antes de obtenerla no parece la mejor idea, algunos incluso lo ven como mala suerte. Cuando Josué e Israel celebraron Pésaj, y cuando nosotros celebramos Pésaj hoy, estamos celebrando al Rey de reyes por todo lo que ha hecho por nosotros, un recordatorio de que el mismo Dios de Israel que nos liberó de Egipto, separó el Mar Rojo, murió y resucitó al tercer día, y derrotó al pecado y a la muerte, es el mismo Dios Poderoso y Milagroso que va con nosotros y delante de nosotros en esta próxima temporada. Es un recordatorio y una celebración de Aquel que era, y es, y está por venir, así como de lo que era, y es, y está por venir. No hay mejor preparación para la batalla que se avecina que contar los milagros que Dios ha hecho en nuestras vidas, darle las gracias por ellos y fortalecer nuestra fe en Él para las cosas más grandes que están por venir. En estos tiempos de Covid-19, es imperativo que celebremos tal como Josué e Israel celebraron en medio de sus enemigos, tal como Yeshua nos ha llamado a hacer en el Salmo 23, diciendo que Él ha puesto una mesa ante nosotros en medio de nuestros enemigos. Así como la tribu de este mes, Judá, significa dar gracias, alabar; adorar, esto es lo que estamos siendo llamados a hacer como Ekklesia con el reino caído de las tinieblas como testigos aterrorizados de nuestra alegría y victoria a través de Yeshua sin importar la circunstancia. ¿Qué milagros de Elohim recuerdas en tu pasado histórico, y qué milagros estás creyendo que vendrán? Anímate, aliéntate y celebra al Rey de la gloria que es tu libertador y tu proveedor hoy y en este próximo Pésaj.


SORPRESA INESPERADA

Después de realizar la circuncisión y celebrar Pésaj, el Rey de reyes sorprendió a Josué con un regalo inesperado, algo que Josué no había pedido, pero que el Eterno sabía que necesitaba. "Cuando Josué estaba junto a Jericó, levantó la vista y he aquí que frente a él había un hombre con la espada desenvainada en la mano, y Josué se acercó a él y le dijo: "¿Eres de los nuestros o de nuestros adversarios?". Él respondió: "No; más bien he venido ahora como capitán del ejército de YHWH Tseva'ot (El Señor de los Ejércitos)" (Josué 5:13). La ayuda divina en la víspera de la batalla le fue dada a Josué en la forma del capitán de los ejércitos del cielo. Empieza a parecer que Josué estaba tomando las decisiones correctas. Incluso cuando no sabemos exactamente lo que necesitamos para terminar el trabajo, el Abba Padre sí lo sabe, y continuamente nos sorprenderá con todo lo que necesitamos para cumplir la tarea que nos ha encomendado cuando mostramos fe en la acción. Josué operaba en "Hei" la letra del mes que es la unificación de dar y recibir. Representa la expresión (pensamiento, discurso, acción) y la revelación. En términos simples, cuando Josué creyó en el Padre e hizo lo que Él le pidió sin vacilar, entonces Él le dio lo que necesitaba a cambio para continuar victorioso. Muchas promesas del Reino son condicionales, por lo que debemos comprobar las condiciones para recibir una determinada promesa antes de quejarnos de no haberla recibido.

Aunque el enemigo contra el que luchaba Israel estaba muy presente en la carne, los principios en los que se basaba la estrategia para la victoria estaban en el Espíritu. Al igual que la batalla que libramos hoy como creyentes no es sólo contra la carne y la sangre, sino también contra los principados y las potestades en los lugares celestiales (Efesios 6:12), está claro que las reglas normales de la guerra no se aplican a nosotros, y debemos aprender a librar la batalla espiritual. ¿Cómo estás luchando? ¿Contra quién luchas? Es hora de hacer una pausa y recordar quién es el verdadero enemigo, recordando que nuestra victoria no es por la fuerza, ni por el poder, sino por el Espíritu del Altísimo (Zacarías 4:6). La provisión inesperada de personas y lugares desconocidos está llegando a ti en este Nissan mientras tu viaje de salir en la fe continúa, y las estrategias y los planos del cielo están llegando a tu vida para traer la victoria prometida. No tengas miedo de ir día a día, pidiendo al Espíritu Santo a cada paso y consultando la Palabra, y observa como las puertas de Nisán se abren de par en par para que entres. Mientras honras al Aleph y al Tav, actuando en lo que Él te ha llamado, incluso si parece una locura para los demás. Si Él te ha dado la visión, ciertamente te dará la provisión. ¿Estás listo para guerrear junto a los ángeles de Adonai? ¿Estás listo para ir a la guerra con YHWH Gibbor Milchamah (El Señor poderoso en las batallas)? Que la fe se levante al cruzar el umbral del Año Nuevo Bíblico.

CAMINADORA

Cuando Josué envió a los dos espías a Jericó (Josué 2:1-2), habrían sido capturados de no ser por Rahab, la prostituta, que los escondió del rey y sus hombres (Josué 2:3-7). Cuando las autoridades se marcharon, Rahab dio a los dos espías instrucciones sobre cómo escapar, y luego los bajó desde la ventana de su casa convenientemente construida en la muralla principal de la ciudad (Josué 2:15-16). El Hacedor de Caminos había hecho una vez más un camino donde parecía no haberlo, nada menos que por medio de una prostituta. ¿Cuán misteriosos son los caminos de Elohim? Cuando vio a Rahab no vio a la prostituta, sino a una mujer que salvaría a dos hijos de Israel, y que era digna de ser salvada. Rahab y su familia también estaban destinados a ser asesinados cuando los ejércitos de Israel atravesaron las murallas de Jericó, pero debido a su acto desinteresado al salvar a los dos espías, se le dio una forma de vivir cuando la muerte era casi segura. Lo imposible es sólo otra manera de que Adonai sea glorificado cuando hace un camino, ya que es sólo Él quien recibe la gloria cuando se supera lo imposible.

Tal vez te sientas atrapado como se sintieron los dos espías, totalmente desamparado y aparentemente sin salida, o como Rahab, asediado y aterrorizado. El Dios de Abraham, Issac y Jacob es un Dios que escucha y se preocupa, y cuando le pides ayuda, Él hará un camino sin importar lo perdido o invisible que creas estar. Él te conoce por tu nombre y está esperando que le extiendas la mano. Ahora es el momento de darle la vuelta a la narrativa de tu historia, y creer que la adversidad y una mala situación no es el final, sino sólo otra oportunidad para que Emmanuel demuestre que Él es todo lo que dice ser. Mientras hablamos, Él está haciendo un camino donde antes no lo había, y nos está llamando a recordar que Él obra todas las cosas para nuestro bien, para los que le aman, que han sido llamados según su propósito (Romanos 8:28), aunque al principio no lo veamos. Anímate y levántate, y si ya lo estás haciendo, haz esa llamada telefónica o envía ese mensaje a esa persona que has pospuesto por mucho tiempo.

PACTO CON LOS GENTILES

Fíjate bien en lo que llevó a Rahab a su salvación y vislumbrarás una importante clave de un vasto tesoro. Después de ayudar a los dos espías, le dijeron: "Cuando lleguemos a la tierra, ata este cordón de hilo escarlata en la ventana por la que nos dejes bajar, y mete en casa a tu padre y a tu madre y a tus hermanos y a toda la familia de tu padre [para que estén a salvo]" (Josué 2:18). ¿Qué es el cordón carmesí sino una imagen de la sangre del cordero en las jambas y ventanas de los hebreos? Era una señal de lo que vendría a través de Yeshua, que tanto el judío como el gentil (Colosenses 3:11) serían salvados y redimidos por Su sacrificio, a través de Su sangre. Qué imagen de Sión, que se prostituyó a las naciones (Jeremías 3:1-5), y sin embargo YHWH Tseva'ot (Señor de los Ejércitos) la amó, la perdonó y la restauró. Qué imagen de la Esposa de Yeshua compuesta por judíos y gentiles por igual, los más pequeños y los olvidados, perdonados, redimidos y perfeccionados por la sangre de Yeshua y el Espíritu de Dios. ¿Cómo pudo Rahab, una prostituta, saber que estaba tomando la decisión correcta? Ella no conocía la ley de Moisés y no fue testigo de los milagros que presenciaron los israelitas. Aquí está la clave.

"Sé que Adoani te ha dado la tierra, y que el terror y el miedo a ti ha caído sobre nosotros, y que todos los habitantes de la tierra se han derretido [en la desesperación] a causa de ti. Porque hemos oído cómo el Dios de Israel os secó las aguas del Mar Rojo cuando salisteis de Egipto, y lo que hicisteis a los dos reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordán [al este], a Sehón y a Og, a quienes destruisteis por completo. Cuando lo oímos, nuestro corazón se derritió [por la desesperación], y ya no quedó espíritu [de lucha] en ningún hombre a causa de ti; porque Adonai, tu Dios, es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra" (Josué 2:8-11).

El temor al Todopoderoso (temor reverencial), que es el principio de la sabiduría, la llevó incluso a mentir a su rey porque ahora conocía el poder milagroso del Gran Yo Soy. Sin que los proverbios hubieran sido escritos ella entendió el proverbio 14:27 que dice: "El temor [reverente] de YHWH [que lleva a la obediencia y a la adoración] es una fuente de vida, para que uno pueda evitar las trampas de la muerte." Ella había desvelado uno de los mayores tesoros de las escrituras, según el cual el Temor de YHWH es el principio de la sabiduría (Proverbios 9:10), y "La sabiduría vale más que la plata; trae más beneficios que el oro. La sabiduría es más preciosa que los rubíes; nada de lo que puedas desear se le iguala" (Proverbios 3:14-15). Ella tenía el Temor de Dios, y la fe al igual que Abraham, de que Él la salvaría a ella y a su familia. En ese momento, la infame escritura pronunciada por Josué antes de su muerte (Josué 24:15) era claramente cierta no sólo para el judío, sino también para el gentil; "En cuanto a mí y a mi casa, serviremos a Adonai" "Así que Josué perdonó a Rahab la prostituta, con la casa de su padre y todo lo que tenía; y ella ha vivido entre Israel hasta el día de hoy, porque escondió a los mensajeros (exploradores) que Josué envió a espiar Jericó" (Josué 6:25).

Mientras muchos de nosotros nos sentamos con nuestras familias o nos encontramos en mayor comunicación con ellas durante estos tiempos de problemas, ahora es el momento de no temer a Covid-19, aunque debemos ser prudentes, más bien es el momento de aprender el Temor (temor reverencial) del Rey de la gloria. Es tiempo de llevar a nuestra familia ante Su trono y declarar: "En cuanto a mí y a mi casa, serviremos a Adonai". Ahora, en este tiempo en el que parece que el mundo está siendo asediado, recordemos la sangre de Yeshua que fue entregada gratuitamente por nosotros para que ya no vivamos según el mundo, sino por el Espíritu, libres y en el gozo de Elohim incluso en los tiempos más duros.

BLOW THE SHOFAR (CUERNO DE RAM)

La constelación en el cielo sobre Israel durante Nisán es el Carnero, una oveja macho, y antes de que tengamos la discusión sobre las estrellas en el cielo recordemos que hay al menos ocho versículos en la Biblia que nombran múltiples constelaciones por su nombre y que el sol, la luna y las estrellas fueron puestas allí por El Creador para diferenciar entre el día y la noche, para marcar los tiempos sagrados, las estaciones y los años (Génesis 1:14). No adoramos las estrellas, pero son útiles para entender los tiempos y las estaciones. El carnero no es diferente, y el hecho de que esta constelación esté a la vista durante Pésaj, el mismo mes del éxodo, la caída de Jericó y la muerte y resurrección de Yeshua, el cordero que fue sacrificado, debería hacernos reflexionar. Incluso el cuerno de carnero jugó un papel fundamental en la caída de Jericó, con los siete sacerdotes que iban delante del Arca de la Alianza soplando cuernos de carnero (Josué 6:4). Primero la sangre del Cordero para protegerse de la muerte y escapar de la esclavitud en Egipto, luego el cuerno del carnero para ayudar a entregar la Tierra Prometida a Israel. El shofar es un arma de guerra espiritual que Números 10:9 nos dice que cuando soplemos en el momento de un ataque Él escuchará y vendrá en nuestra ayuda. Luego viene la sangre de Yeshua (El Cordero), que nos liberó del pecado y de la muerte, y se acerca el momento en que el séptimo ángel tocará su trompeta, y habrá grandes voces en el cielo, diciendo: "El reino del mundo se ha convertido en el reino de YHWH y de su Mesías, y Él reinará por los siglos de los siglos" (Apocalipsis 11:15).

Al entrar en Nisán, es importante recordar que este mes está representado por la tribu de Judá, también la tribu de Yeshua, el León de la Tribu de Judá, y que al sonar los shofares el séptimo día en Jericó, el pueblo dio un gran grito y la muralla de Jericó cayó (Josué 6:20). Entremos en este nuevo mes con un grito de victoria, unidos al León de la Tribu de Judá. Avisa a tus vecinos y díselo a tus hijos, y luego soltad juntos el rugido, un acto profético de los muros del enemigo tanto en lo natural como en el Espíritu que se derrumban para la gloria de Hashem, y el rugido profético que da gracias al Eterno por lo que está a punto de hacer.

CONCLUSIÓN

Como podemos ver a través de los acontecimientos de Josué cruzando el Jordán y tomando Jericó, y profetizando sin saberlo la tortura, la crucifixión y la resurrección de Yeshua unos 1.400 años después, está claro que no sabemos nada. Es hora de que "nos hagamos tontos [desechando nuestras pretensiones mundanas y reconociendo nuestra falta de sabiduría], para llegar a ser [verdaderamente] sabios" (1 Corintios 3:18). Podemos seguir engañándonos pensando que somos más sabios que El Creador del cielo y de la tierra, o simplemente ser realistas y entender que no sabemos nada de Sus caminos para convertirnos en niños y ser sus mejores alumnos. Si tomamos esto en serio, nuestras vidas se volverán mucho más ricas en todas las áreas a medida que conozcamos más el corazón y la mente del Padre. Este es también el mes para circuncidar nuestros corazones tal como dice Deuteronomio 30:6, para amar a Yahvé Eloheicha (El Señor tu Dios) con todo tu corazón y con toda tu alma, para que puedas vivir". Amar a alguien con tal fervor no sólo significa creer que Él es real, sino también conocer su amor por nosotros y el nuestro por Él, haciendo un esfuerzo gozoso por agradar a quien ha dado todo para que podamos ser uno con Él. Pasemos más tiempo con el que nos unió en el vientre de nuestra madre y nos conoció antes de que naciéramos, dejando que circuncidara nuestros corazones y cosiera las heridas del pasado. ¿Qué sería de Nissan sin una fiesta? No te olvides de celebrar al Rey de la Majestad en este Pésaj, tanto judío como gentil, mientras recordamos la historia, los milagros y las promesas del pasado y los milagros de nuestras propias vidas que no habrían sido posibles sin Aquel que lo dio todo. Celebremos la victoria en Yeshua que fue, es y vendrá. Mientras celebramos y profetizamos con gran expectativa el cumplimiento de las promesas de YHWH sobre nosotros mismos, las familias, las ciudades y las naciones, espera los regalos inesperados del Rey directamente desde Su trono que te dejarán boquiabierto. No importa en qué situación y circunstancia te encuentres, especialmente durante este Coronavirus, es hora de cambiar nuestra visión y nuestros mecanismos de confianza de la del mundo a las estrategias divinas de Elohim, dejando que Él haga el camino, mientras nosotros salimos de nuestro camino y entramos en el suyo. No te olvides de ver con los ojos de Yeshua a las personas que te rodean, y recuerda a Rahab la prostituta, la menos probable, y algunos dirían la menos digna, pero Emmanuel la conocía. Pregunta al Padre sobre las personas que te rodean. ¿Cuál es el destino de esta persona en ti? ¿Qué es lo que amas de esta persona? Entonces profetiza eso en sus vidas y observa cómo se produce una transformación. Por último, Nisán es el mes del Carnero, del Shofar y del rugido del León de la tribu de Judá. Es hora de entrar por las puertas de este nuevo Año Bíblico con un toque de trompeta y un rugido que avergonzará al ejército de Jericó. Covid-19 parece sustancial, pero al igual que los muros de Jericó, se derrumbará, y nosotros, como Cuerpo del Mesías, marcharemos fielmente hacia adelante, preparando el camino para el regreso de Yeshua Ha'Masshiah.


Únete a nuestra lista de correo electrónico

Suscríbete

Comenta y danos tu opinión

Todos los derechos reservados

es_ESES