MISIÓN

Somos un ministerio apostólico llamado para despertar, activar, inspirar y levantar alrededor del mundo una generación profética del fin de los tiempos. Alineada con el corazón del Padre, con Israel y preparando el camino para el regreso del Rey de la gloria.

VISIÓN

Ser un movimiento del reino que prepara el camino desde los confines de la tierra hasta Jerusalén, para ver el regreso del Rey de la gloria.

Acerca de
VdD7

Hace diez años Emmanuel Kilem recibió el llamado del Padre mientras estaba en Jerusalén, el ser un adorador en Espíritu y Verdad.Un restaurador del Tabernáculo de David y parte del levantamiento de la generación Malaquías 4:5-6, que está preparando el camino para el regreso de Yeshua. Durante los primeros años, después de responder a este llamado desde Jerusalén a las naciones, el enfoque principal fue colaborar con líderes de jóvenes en 40 países diferentes y ser parte de la activación de altares de adoración dichas naciones.

Hace 3 años y medio Lion Cooke fue enviado por el Espíritu Santo a Jerusalén para formar parte de una de las misiones de VdD7. Después de un mes, esa misión finalizó y a partir de ese momento ambos, Emmanuel y Lion sintieron que estaban siendo llamados a trabajar juntos, que Yeshua los estaba llamando a ir de 2 en 2 a las naciones.Un judío y un gentil trabajando juntos, no una persona guiando a la otra, sino un equipo con Yeshua como líder.

Esa fue la activación de la segunda temporada del ministerio, los dos fueron llamados a ir a diferentes naciones y regiones en las que nunca habían estado antes. Dejando todos sus planes anteriores y comenzaron a buscar fuertemente el rostro de Adonai, preparándose para que Yeshua los enviara a las naciones. Después de dos meses de preparación en Jerusalén y la experimentación de la provisión sobrenatural, Abba confirmó 17 diferentes naciones a las que los enviaría. Al partir solo tenían un tíquet de ida, cero recursos y ningún patrocinio excepto el del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Gracias a Dios, el dueño de todo el oro y la plata. Desde entonces han estado en más de 35 países durante estos 3 años y medio, viendo miles de milagros a lo largo del camino, más de los que se pueden contar, porque el Gran Yo Soy es quien dice ser.

Valores Fundamentales

Amor

Gozo

Shalom

Paciencia

Amabilidad

Bondad

Fidelidad

Mansedumbre

Dominio propio

Saber más

Lo que creemos

Creemos que Yeshua Ha'Mashiaj (Jesucristo) murió físicamente y resucitó.A través de su sacrificio, por su sangre derramada, todos los que creen en él como Señor y Salvador tienen vida eternay son perdonados de sus pecados. Creemos en el bautismo de agua y del Espíritu Santo. Todos los dones del Espíritu Santo están vivos y activos en la actualidad, operando el Cuerpo del Mesías, en cada persona y no sólo de manera teórica. Creemos en la trinidad del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. También sabemos que estamos viviendo en los tiempos donde pronto veremos el regreso de Yeshua.

Creencias

Creemos que la Biblia es la inspirada y única e infalible, llena de autoridad, ya que es la palabra de Dios.Creemos que somos salvos por la gracia de Adonai, mediante la fe y gracias a la obra de Yeshua Ha'Mashiaj,no por obras para que nadie se gloríe. Sin importar lo que la persona haya hecho en el pasado. Creemos en el físico y visible regreso de Yeshua Ha'Mashiaj para gobernar y reinar con su novia victoriosa, su remanente, que cree en Él como Señor y Salvador. Creemos que el cielo y el infierno son lugares reales, que habrá una resurrección tanto de los perdidos como de los salvos, los primeros para la muerte eterna y los segundos para vida eterna.

Afiliación espiritual

Estamos ordenados como ministros de afiliación interdependiente, con una junta de asesores en muchos países y denominaciones diferentes que nos asesoran, pero no pertenecemos a ninguna iglesia o denominación específica.

Asóciese con nosotros

A través de nuestras diferentes asignaciones y ministerios para difundir la Luz de Yeshua hasta los confines de la tierra y de vuelta a Jerusalén. Ser una voz de libertad en un mundo que nos intenta silenciar y forzar a que nos inclinemos ante el sistema del mundo.