ADAR 5784: Profetas de plomada y el decreto del rey

Este mes es para derribar y poner nuevos cimientos. Es un tiempo para incrementar una mayor medida de fe, de preparar el camino a pesar de los obstáculos. Es el mes de coronar a Yeshua como el rey de nuestros corazones, la temporada de Juan 15 entendiendo que habitamos en Él y Él en nosotros. En este Adar, somos llamados a profetizar lo que está por venir junto a la espada de doble filo, la Palabra, que atraviesa las mentiras más elaboradas del enemigo.

Además de la celebración de Purim, día donde se revirtió el complot malvado de Amán que pretendía destruir a los judíos, en las Escrituras encontramos otros hechos emocionantes que acontecieron en Adar y son clave para estos dos meses, este año tendremos dos meses de Adar. El juicio a Egipto, el decreto del rey, la provisión para finalizar la obra del templo en Sión, el nacimiento y la muerte de Moisés, etc, todo aconteció en Adar, el mes en el que estamos.

Mes de la Coronación

Antes de que comenzara este mes, tuve una visión acerca del doble diseño de este doble Adar. Vi en el Espíritu una viña con muchas vides, de ellas salían varios sarmientos que producían diferentes medidas de fruto, algunos daban muy poco pero otros eran abundantes. Esta no era la etapa final, aún no se habían pisado las uvas ni se había creado el vino nuevo. Estaba tan concentrado en ver la cantidad del fruto que había en cada vid que por un momento, pensé que producir en abundancia era la tarea principal o la meta. El Espíritu Santo me recordó el último paso, producir el producto final. Estaba tan concentrado en mi propio fruto que olvidé ver los otros sarmientos y comprendí que para hacer el vino se necesita todo el fruto de la Vid.

Después de esta visión, el Espíritu Santo me llevó a leer Juan 15, después reflexioné y me pregunté si estoy habitando plenamente en Yeshua y Él en mí (Juan 15:4-5), o si solamente me enfoco en Él cuando es conveniente o cuando estoy en necesidad. ¿He coronado plenamente a Yeshua como Rey de mi corazón?. ¿Acaso necesito una poda para producir más?. ¿Mi suelo está sano o seco?, ¿qué fertilizante puedo usar para obtener una mayor cosecha en mi vida, para la gloria de Dios en esta temporada?. Sí, Él nos está invitando durante este doble Adar a producir un doble fruto , mientras inspeccionamos y nos nutrimos de la vid verdadera Yeshua y el Padre, el Podador y el Viñador. ¿Dónde estás, producirás frutos abundantes?

Una vez que hayamos hecho esta introspección, el odre y el vino nuevo serán preparados, cumpliendo con el proceso de Juan 15:12-17, como cuerpo de Yeshua. Este proceso no permite la competencia, los celos, el odio o la ofensa entre los unos y los otros. Es hora de comprobar el estado del odre, probar el vino prensando y empezar a humillarnos ante los ojos del Viñador. Esto sólo se conseguirá mediante la unidad y la dirección del Espíritu Santo (Juan 15:26-27). Juan 15 es nuestra hoja de ruta para ver el surgimiento de la generación de Juan 17, la última generación antes del regreso de Yeshua. Es nuestra prueba de fuego, tanto en lo personal como en lo corporativo. ¿Dónde estás en este proceso?.

Fuerza y poder

La palabra Adar está relacionada con adirque significa fuerza y poder. Es el poder del León de Judá, Él que hará que nuestros mayores obstáculos se vuelvan como paja. Solo si confiamos en Él y habitamos con Él. El Padre está juzgando a nuestros enemigos en este momento, restaurando lo perdido y trayendo la victoria donde parecía que había derrota. Si los tiempos que vivimos son similares a los descritos en las Escrituras es porque estamos en el mes de Adar. El mal viene de cara y la destrucción acecha , la victoria parece lejana pero al comenzar este mes, la porción de las Escrituras que se lee es Éxodo 23:2 y esto nos debería alentar para no seguir los pasos de la multitud malvada, por mucho que intenten convencernos o silenciarnos. Debemos ser de los que defienden la justicia.

Egipto es juzgado

Los principados de Egipto están siendo juzgados en Adar. “En el mes duodécimo (Adar), el primero del mes, vino a mí palabra de YHWH, diciendo: Hijo de hombre, entona un canto fúnebre (poema fúnebre para cantar) sobre Faraón, rey de Egipto, y di: a él: 'Te has comparado a un cachorro de león (Orgullo) entre las naciones, pero eres como un monstruo en los mares'; (Ezequiel 32:1). Hay alguien que es descrito como un león rugiente, Satanás, que busca a quien devorar (1 Pedro 5:8). No son sólo los principados de Egipto están siendo juzgados sino que también los principados de toda la tierra y también el Cocodrilo, el dragón, el Leviatán, el Rey de los hijos de la soberbia (Job 41:34).

No es casualidad que el primer día de Adar coincidiera con el comienzo del año nuevo chino, el año del dragón. Cuando gran parte del mundo del mundo asiático adoraba al dragón, los creyentes son luz en estas naciones. Ahora es tu oportunidad para coronar a Yeshua como Rey. El rey de tus seres queridos y tu nación, en lugar de caer en la idolatría y el juicio. Satanás es ruidoso e intenta distraernos. Pero nos unimos en un solo corazón, durante este Adar, al rugido del León de la tribu de Judá, sabiendo que ¡el Padre está reprendiendo a Satanás con un grito de guerra y su voz de muchas aguas!. ¡Que suene la trompeta de la victoria en este Adar!. En el poderoso nombre de Yeshua, declaramos que este año será ¡El año de la entrada del León de la tribu de Judá!

Satanás todavía no será destruido, sabemos que ese tiempo aun no ha llegado pero es un momento clave donde veremos a los gobiernos y los poderosos que han sido usados por el reino caído de las tinieblas, desmoronarse y será por causa de las oraciones de los santos y por estar en este moed (tiempo señalado) correcto. Las estructuras, poderes y principados de Egipto son imitadores de Elohim, un león, pero no son el León de Judá. Exigen ser adorados como Dios, pero están llenos de orgullo e intentan tomar el crédito de lo que El Shaddai ha hecho, intentando copiar la creación de Dios. Es importante recordar que Adar fue el último mes, antes de la salida de Israel de Egipto, en Pascua (Nisán 15-22). Fue cuando las últimas plagas cayeron sobre Egipto, obligando al Faraón a dejar ir al pueblo de Dios. El Elyon ahora mismo está lidiando con la liberación de su pueblo, justo en este momento. Moisés solo dijo e hizo lo que YHWH le decía con respecto a Faraón. Ezequiel también profetizó lo que Adonai y le dijo que profetizara a Faraón. Es nuestro turno, de escuchar claramente y profetizar lo que declara Adonai de los ejércitos. Como siempre, asegúrate de tener tu armadura puesta y la espada del Espíritu en tu mano (Efesios 6:10-17), para que cuando el enemigo intente venir y robar las promesas de Elohim para ti, tu familia, tu ciudad y nación, te mantengas firme. Con tu identidad en Yeshua como fundamento, sabiendo que Él hará que su palabra se haga realidad en tu vida, tal como lo hizo con Israel.

La última profecía de Moisés

Adar 7 fue el día de nacimiento y muerte de Moisés. Fue un día de celebración y luto, fue un tiempo de recordar los milagros de Adonai y de aprender del pasado, de hacer un balance del presente y mirar hacia el futuro, un punto de inflexión para el ejército de Dios y el momento de tomar lo que Adonai les prometió. Antes de cruzar el Jordán e ir hacia la Tierra Prometida, Moisés entregó el cántico de Moisés a todo Israel (Deuteronomio 32:1-43), un relato de como YHWH eligió a Israel (Deuteronomio 32:10-14) y una advertencia acerca del futuro y lo que sucedería cuando Israel prosperara grandemente gracias a Él. Estos últimos dos meses del año son perfectos para contar las bendiciones del pasado y mirar hacia el futuro y ver lo que está por venir, para estar preparados.

2024 es el Año de la Puerta Abierta y es necesario trabajar para traer a cumplimiento el Salmo 24. Es un recordatorio profético de que tenemos un largo camino por recorrer para llegar hasta allí. A medida que nos acercamos al primer mes del calendario bíblico, Nisán veremos la plenitud del Salmo 24. Primero hay que cumplir con la primera mitad de esta Escritura para que la segunda suceda, para ver las puertas antiguas abiertas y que entre el Rey de gloria. Aún no hemos llegado a ese momento, pero si obedecemos al llamado del Dios Altísimo nuestro corazón estará preparado, a medida que nos acercamos al Año Nuevo Bíblico.

En Deuteronomio 33, Moisés bendice y profetiza sobre las tribus de Israel y sobre su futuro en la tierra de Canaán. ¿Qué fue profetizado en tu vida?, ¿qué te ha prometido el Padre para ti, tu familia, tu ciudad y tu nación?. Sea lo que sea, Él lo hará, pero requerirá que des un paso de fe, tal y como lo hizo Israel, cuando cruzó el Jordán. De lo contrario, corremos el riesgo de cometer el mismo error que la generación que vagó durante 40 años por el desierto, sin ver ninguna promesa cumplida. Cuando veas una gran dificultad, ¿dirás "este es el final del camino" o lo verás como una oportunidad para que Adonai se manifieste? y haga lo que Él te prometió, solo es necesario dar un paso de fe. Este es el mes para decir "sí" y "amén" a sus promesas sobre tu vida. Es hora de hacer oídos sordos a los detractores y concentrarte en la voz de Abba, estando en Su presencia, con Su Palabra. Adar es el momento de dejar las cosas que te han retenido y entrar a la Tierra Prometida, aprecia los milagros del pasado y avanza hacia lo porvenir, para la gloria del Altísimo. Es hora de morir a los fracasos del pasado y dar a luz a lo nuevo que Yeshua está haciendo en esta nueva temporada de tu vida y de tu nación. ¡Levántate, no te acobardes! ¡No es momento de esconderse!

El Decreto del Rey

Aunque la fiesta de Purim, es muy importante, a menudo eclipsa un evento extremadamente significativo en la historia de Israel, que marcó la redención de Dios de su pasado idolátrico y de desobediencia. Por decreto del rey, El Segundo Templo fue reconstruido y dedicado nuevamente al Dios de Abraham, Isaac y Jacob, y fue terminado el tercer día del mes de Adar, en el sexto año del reinado del rey Darío. Finalmente, después de más de 70 años de exilio, la promesa se estaba cumpliendo. Muchos adversarios poderosos intentaron detener la reconstrucción del templo, pero sus esfuerzos fueron rápidamente frustrados por el rey Darío (Esdras 5-6) porque sus decretos eran la ley en todo el reino. En los archivos se encontró el decreto del ex-rey Ciro, y todo se hizo según sus instrucciones, obligando a los adversarios de Judá a obedecer el decreto, incluso invirtió su propio dinero. Paralelamente en el cielo, cuando el Rey de reyes dicta un decreto, el reino caído de las tinieblas no tiene más remedio que obedecer. ¡Lo mismo ocurre contigo! Como remanente somos llamados a entregar el Decreto del Rey, al igual que el gobernador y sus asociados que llevaron a cabo el decreto del Rey Darío (Esdras 6:14), somos llamados a hacer lo mismo con los decretos del Rey de reyes. No sólo entregamos el mensaje y lo declaramos con autoridad como Embajadores de Cristo, sino que también lo ejecutamos para que se cumpla lo decretado.

Quizás habrá oposición a que se cumplan estos decretos, pero aunque el enemigo ronde como león rugiente (1 Pedro 5:8) es más bien un gatito, en comparación al decreto del León de la tribu de Judá. Si el enemigo está tratando de retrasar o robar el cumplimiento de la promesa de Abba, en este mes de Adar toma esa promesa escrita y decretada desde el salón del trono del Todopoderoso ¡y léala en voz alta para que todos la escuchen! No más demoras, ¡Será hecho y será restaurado!. Espera lo inesperado en este mes, ya que el Padre puede usar incluso a tus enemigos para bendecirte. ¡que se cumplan los decretos del Rey de gloria!.

Profetas de la plomada

Mientras Purim se acerca, estamos alegres y celebrando, pero recordemos que antes del veredicto del rey Asuero, el ahorcamiento de Amán (en su propia horca) e incluso la victoria del pueblo judío frente a sus enemigos. Hubo un momento de preocupación y angustia mortal para los judíos, debido a su apremiante situación, también habían algunos como Mordejai, (un remanente) que sabían que Adonai liberaría a Judá. Tan inquebrantable era su fe que le dijo a Ester: "Porque si callas en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. [ya que no ayudaste cuando tuviste la oportunidad]. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino? [y para este mismo propósito]?". Antes de que Ester convocara un ayuno, Mordejai ya lo había hecho y se había vestido en cilicio y cenizas y había permanecido a la Puerta del Rey. ¿Acaso su fe era tan inquebrantable?. ¡Levántense los atalayas en este Adar!. Ha llegado el momento de reparar las brechas, es hora de convocar al remanente de ciudad en ciudad y de nación en nación, sin competiciones, ni ofensa. Para los que continúen con la división causada por Satanás, el mensaje de Mordejai a Ester será superficila, pero para aquellos que ven más allá experimentarán el perdón. Si cerramos la boca del acusador de nuestros hermanos y mantenemos nuestros ojos fijos en Yeshua, se obtendrá una gran victoria, para la gloria de Dios y la destrucción de los planes de Satanás y el mundo lo verá.

Al igual que Moisés y Ezequiel, Mordejai profetizaron sin dudarlo, a pesar de los obstáculos que enfrentaba Israel porque sabían que la plomada de Dios había sido presentada. La plomada en las Escrituras significa juicio, ya sea para destrucción o restauración (Amós 7:7-8, Zacarías 1:16). En este mes de Adar, la plomada de Dios no sólo está sobre las naciones, sino también sobre el cuerpo global de Yeshua. Para que haya una verdadera unidad en el cuerpo local y global, que seamos capaces de ver venir el reino de Dios como Yeshua lo dijo en Juan 17, se necesitará una novia del Mesías, santa y purificada. El tiempo de prueba removerá todo lo que no es del Señor y despertará a su remanente entre las naciones e Israel. Será un catalizador para el derramamiento global del Espíritu Santo en los últimos tiempos. Ester escuchó al profeta Mordejai y con su pueblo al borde del genocidio, tomó su decisión. Nuestra decisión en este Adar es igual de severa porque Dios está llamando a esta generación a levantar a la última generación que prepará el camino para el regreso de Yeshua. El malvado decreto de Satanás ha salido a la luz y ahora Adonai está llamando a Su Ekklesia para publicar Su verdadero decreto.

El ayuno engendra el banquete

En términos generales, el ayuno es quizás una de las armas menos utilizadas de nuestro arsenal, pero se hace muchas veces a lo largo de la Palabra de Dios y con resultados increíbles. Moisés (Éxodo, 34:28), Elías (1 Reyes 19:8) y Yeshua (Mateo 4:2) todos ayunaron durante 40 días y 40 noches sin pan ni agua. Moisés salió con los Diez Mandamientos, Elías profetizó las muertes de Acab y Jezabel, y Yeshua comenzó Su ministerio. Cuando un hombre ayuna y ora, se producen acontecimientos que sacuden a toda un nación y cambian el mundo. Cuando todos los judíos en Susa ayunaron durante tres días y tres noches (Ester 4:16), Ester obtuvo el favor del rey (Ester 5:2), los enemigos de los judíos se vieron obligados a honrarlos (Ester 6:10-13) y muchos fueron destruidos (Ester 7:9-10). La casa del enemigo (Amán) fue entregada a Ester (8:1). También se redactó un nuevo decreto (Ester 8:8) y cada judío fue salvado de la ejecución para defenderse de aquellos que los querían matar (Ester 9:1-18). En todo el Imperio Persa, muchas personas se hicieron judíos por temor al Dios de Israel (Ester 8:17). Luego festejaron y celebraron (Purim) y esta es la razón por la cual celebramos hasta el día de hoy (Ester 9:20-22). Entonces, ¡La clave para festejar es el ayuno!. La clave de que Ester obtuviera el favor del rey al entrar ilegalmente en la sala del trono fue el ayuno y la oración. ¿Te parece importante?. La llave hacia la victoria y la celebración es ayunar y orar, recuerda este orden.

En resumen, ayunemos y oremos, llega el gran rompimiento. Si nunca has ayunado, ¡este es el mes para empezar!. Yeshua no dijo "si ayunas" Él dijo "cuando ayunes hazlo así," (Mateo 6:5-16). Como creyentes, cuando ayunamos y oramos, morimos a la carne, edificamos nuestra fe y recibimos poder para hacer cosas aún mayores para la gloria del Altísimo (Mateo 17:19-21). La intervención divina tiene lugar y el Señor de los Ejércitos hace que lo imposible parezca fácil. Desde lo personal que parece difícil hasta los problemas más importantes en tu nación y en el mundo, la clave para la victoria es ayunar y orar. Observa cómo se te abrirán las puertas en este Adar y tus peticiones serán respondidas. El rompimiento se avecina y los milagros se multiplicarán para ti y en las naciones.

Conclusión

¿Cómo decidirás vivir en este Adar doble? son los últimos dos meses antes del inicio del Año Nuevo Bíblico. ¿Has arrojado tu corona ante Yeshua como los 24 ancianos que están delante el trono?. ¿Está coronado y entronizado en tu corazón?. Somos llamados a cumplir y administrar el Decreto del Rey sobre nosotros, nuestras las familias, nuestras empresas, los ministerios, las kehilot (congregaciones), las ciudades y las naciones. Pero, ¿cómo podemos hacer esto sin Juan 15 no se ha cumplido personal, ni corporativamente?. Ahora es el momento de revisar nuestro suelo, la condición y tesoro de nuestros corazones, debemos dejarnos podar por el Padre y comenzar a caminar juntos en la unidad del Espíritu Santo.

El decreto del enemigo es que éste será el año del dragón, ¡Pero ese no es el decreto del Rey! ¡Como Ekklesia (gobierno) de Adonai aquí en la tierra, nos ponemos de acuerdo con el Padre y decretamos que este es el año del León de la tribu de Judá!. Al igual que los profetas de plomada de antaño, estamos como Mordejai a la puerta del Rey declarando el fin desde el principio, sin importar la circunstancia o situación, sabiendo que los Hamán de nuestras vidas serán juzgados. Debemos utilizar la estrategia del festín y la victoria para ver los planes de nuestros enemigos vueltos contra ellos mismos. Sé lleno del favor y la bendición del Gran Yo Soy como Neftalí, debemos recordar que Yeshua es nuestra porción.

Adar es el tiempo propicio para orar por la salvación de nuestras naciones y la salvación de Israel pidiendo e implementando los decretos del Todopoderoso y nunca cesando de adorar en Espíritu y Verdad. Él está juzgando a los principados y potestades (Egipto), dándonos una ventana para cumplir Sus planes y propósitos. No debemos perder este tiempo, más bien debemos ayunar y orar para escuchar con claridad y actuar según la dirección de Abba para que podamos celebrar la victoria como lo celebraremos Purim el 14 y 15 de Adar (23 y 24 de febrero). Este Adar oirás al enemigo maullar ferozmente, pero no le hagas caso y declara la promesa y el decreto del Rey con valentía y con autoridad, cierra la boca del enemigo y haz que vomite tus riquezas robadas por años, para que se haga la voluntad de Emmanuel. Yeshua es nuestra porción y herencia, demos un paso valiente con fe, sabiendo que Él está mirando y que hará que Su Palabra se cumpla. No creas el falso informe de este Adar, ve directamente al Padre, quien tiene el anillo y ha sellado Sus decretos para tu vida y tu nación con la sangre de Yeshua , conoce la Verdad. ¡Que tengáis un Adar victorioso y un feliz Purim, poderosos hijos e hijas de Dios!

Manténte atento

descentralizado

Comenta y danos tu opinión

Todos los derechos reservados

es_ESES