Purim: un llamado para una generación

Es el momento de ayunar y festejar, recordar la salvación de Israel y celebrar el papel importante de la reina Ester y Mordejai (Mardoqueo). Ellos creyeron a Dios e intervinieron en el destino de israel en el momento de mayor peligro. Eretz Purim empienza la noche del 6 de marzo y conmemora la convocación de ayuno por tres días de Ester y los judíos que vivían en Susa, terminando la noche del 7. Después se da inicio a la celebración de Purim donde se festeja la salvación del pueblo judío y la revocación del decreto de muerte promulgado por Hamman. Aunque es una fiesta menor dentro del calendario bíblico, Purim marca un tiempo extraordinario en la historia de Israel y también nos da el ejemplo de lo que se espera que hagamos en los últimos tiempos.

Mordejai (Mardoqueo), uno de los escribas del rey de Persia y padre adoptivo de Haddasah (Ester), la futura reina de Persia, sería el encargado de cuidar de ella después de la muerte de sus padres. Fue un hombre que eligió salir del anonimato a la luz pública en el momento de mayor necesidad del pueblo de Judá. Por eso es un arquetipo de lo que estamos llamados ser en el día de hoy, la generación de los últimos tiempos. Somos llamados a posicionarnos en las puertas de nuestras ciudades y naciones. Somos llamados a ayunar e interceder como lo hizo Mordejai y clamar por la salvación de nuestras naciones. Como dijo Mordejai a Ester, si estamos en posiciones de poder es porque estamos allí para ser testigos de la salvación de toda una generación. Mientras celebramos Purimentendemos que es un recordatorio para caminar en nuestro llamado y propósito, una oportunidad para defender lo justo frente a las injusticias globales. Es necesario tomar un posicionamiento público, dentro de nuestra sociedad y dejar de temer las respuestas negativas que se puedan dar. Mordejai ayunó a las puertas del palacio durante días, sabiendo podía ser sentenciado a muerte. Ester se acercó al rey sabiendo que también podría morir por tal osadía pero en cambio, por su obediencia a Dios, alcanzaron la salvación de toda una generación y la liberación que Dios había prometido.


Entramos en el Temor de Adonai durante este Purimy rechazamos el miedo que es lo que nos bombardea el mundo en últimos años. Nos levantamos confiados ante nuestros enemigos y decidimos ser como Mordejai y Ester, hombres y mujeres valientes en Dios. Tomando nuestro lugar en un tiempo como este. Caminamos en la victoria de Yeshua, sin miedo a lo que pueda venir, proclamando la bondad y la victoria del Dios Altísimo. Aunque es un día de fiesta, no debemos olvidar que está precedido por un día de ayuno y oración. Esto mismo es lo que necesita el mundo de hoy. Mientras celebramos la asombrosa victoria y la salvación de Israel del pasado, recordamos también la gran salvación de Israel venidera y oramos por la salvación de Israel en el presente y la paz de Jerusalén. Sé como Mordejai, él siempre preguntaba si Ester estaba bien mientras la preparaban la investidura real. Nunca dejes de ser amoroso con las personas, no dejes de cuidarlas y tampoco olvides las promesas que Dios ha puesto en tu vida.

Recuerda ser como Ester, ella respondió al llamado de su pueblo, justo en el momento de mayor necesidad. Tanto ella como Mardoqueo no tenían decisiones fáciles de tomar pero arriesgaron sus propias vidas porque amaban a su pueblo, incluyendo a aquellos que no conocían. Fueron obedientes al llamado de Dios para sus vidas, así como tú también eres llamado hoy. Eres único y especial en el cuerpo de Yeshua, somos llamados en este Purim a asumir el rol que Abba nos ha delegado para los últimos tiempos. ¡No tengas miedo!. Has sido preparado desde la eternidad para ser quien eres y también para ser quien llegarás a ser. ¡Feliz Purim! ¡Que Adonai te bendiga y te guarde!.

Manténte atento

descentralizado

Comenta y danos tu opinión

Todos los derechos reservados

es_ESES