Descripción profética

Arpa de diez cuerdas

La parte principal del logo es la antigua arpa real de David. Este instrumento se conoce como lira o arpa y hay muchas escrituras que señalan la gran importancia del arpa para el corazón del Padre. "Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, CON LAS ARPAS DE DIOS (adorándolo)" (Apocalipsis 15:2). Es el instrumento de los victoriosos que permanecieron hasta el final. El instrumento de victoria en el nuevo milenio ante el trono del Gran Yo Soy. Es el único instrumento en las Escrituras que nos dice que expulsó a los demonios, como hizo David cuando tocó para el Rey Saúl (1 Samuel 16:23). El arpa de diez cuerdas en particular se menciona como un instrumento especial de alabanza y adoración a Adonai (Salmo 33:2, Salmo 92:3, Salmo 144:9).

Cuerda individual

Los cordones mismos fueron diseñados de manera que se asemejaran a diez espadas con una punta afilada, ya que entendemos que la adoración es el nivel más alto de la guerra. La Espada en las Escrituras es la Palabra de Dios"Más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, [la totalidad de una persona] las coyunturas y los tuétanos, [las partes más profundas de nuestra naturaleza] y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón." (Hebreos 4:12). Ahora más que nunca debemos adorar con la Palabra, tanto escrita como la que está siendo hablada por el Gran Yo Soy.

Amós 9:11,

En el centro del arpa está escrito en hebreo Amós 9:11,el verso clave de VdD7Music. Es como una llamada de atención y de emergencia para estos tiempos finales, no sólo para reconstruir el Tabernáculo de David,sino para serlo. Así como nosotros mismos somos el templo del Espíritu Santo (1 Corintios 6:19), somos altares de adoración al Rey de reyes, santos y apartados como testigos de Yeshua (Hechos 1:8).

Diez cuerdas

Las diez cuerdas del arpa representan un ciclo completo y el orden divino, el final de una estación, tiempo, época o era y el comienzo de una nueva. Acabamos de terminar un ciclo en el año 5780 y hemos entrado en uno nuevo. Diez es el número de personas necesarias para establecer una Kehilah (congregación) y también habla de los diez mandamientos. El número 10 está representado por la letra hebrea Yod,la primera letra de YHWH, Yeshua y Jerusalén.

Dos pilares

También vemos los dos extremos del arpa como dos pilares como aquellos que vencen al mundo creyendo que Yeshua es el Hijo del Altísimo en Apocalipsis 3:12. A quienes Yeshua dice que les hará un pilar en el Templo de YHWH para siempre. De hecho, la casa de la Sabiduría está sostenida por siete pilares de los cuales seríamos sabios si los conociéramos y percibiéramos (Proverbios 9:1, Santiago 3:17). Fueron Santiago, Cefas (Pedro) y Juan los que fueron sabios para ser pilares en el Cuerpo del Mesías, en Jerusalén (Gálatas 2:9). Cuando ponemos el arpa al revés se convierte en una puerta y toma la forma de la letra hebrea "Hey" que significa "mira" o "He aquí", significa tomar tiempo y mirar con asombro la majestad y la gloria del Todopoderoso. "He aquí" se utiliza más de 1.500 veces en la Escritura, poniendo un énfasis directo en nuestros ojos y en la importancia que se le da a la perspectiva y al objetivo mediante los cuales vemos, es decir, a través de los ojos del Padre o de los ojos del mundo. Es más, la "Hey" connota el aliento que YHWH sopló en el hombre (Génesis 2:7, Salmo 33:6) y el Espíritu Santo que sopló Yeshua cuando reapareció ante sus discípulos después de su resurrección. Él dijo "Recibid el Espíritu Santo" (Juan 20:22). La arpa también se convierte en una puerta en su forma invertida, recordándonos Mateo 7:13 que dice que hay que entrar por la puerta estrecha, Yeshúa. Él mismo es la puerta, el único camino al Padre (Juan 14:6), por Su sangre que fue derramada fuera de la puerta de la ciudad (Hebreos 13:12) es lo que nos permite entrar con audacia y confianza al Lugar Santísimo, el salón del trono de YHWH (Hebreos 10:19) para adorarle en Espíritu y verdad como el Padre es Espíritu (Juan 4:23-24).

Negro

El negro se usó darle color al arpa como un recordatorio de que estamos llamados a ser una luz en la oscuridad (Juan 1:5), siempre que adoramos estamos siendo esa luz en un mundo oscuro que pronto será restaurado cuando Yeshua regrese y reine (Mateo 3:3). Es un recordatorio para someter nuestra carne a la obediencia a Yeshua que es el Camino, la Verdad y la Vida (Juan 14:16). En Él estaba la vida [y el poder de otorgar la vida], y la vida era la Luz de los hombres (Juan 1:4).

Amarillo

El fondo amarillo está asociado con fuegoque, a su vez, siempre se ha asociado con el proceso de purificación de los creyentes, como el oro puro refinado es puesto al fuego (1 Pedro 1:7, Malaquías 3:2-4). El amarillo también nos representa como creyentes siendo una Menorah de oro, constantemente iluminados, ya que estamos llamados a ser la luz del mundo (Mateo 5:14-16). También representa estar en una época dorada, como los siete años dorados de José (Génesis 41) y aunque el mundo está pasando por una época de recesión económica, seguimos prosperando. Al igual que José, que fue usado como instrumento de Adonai, como salvador de Israel trabajando en Egipto. Nosotros también vivimos en este mundo, pero no somos de él, como ciudadanos del cielo para la gloria del Altísimo, para que venga su reino y se haga su voluntad en la tierra como en el cielo (Mateo 6:10). El amarillo también representa la abundancia, la plenitud, el poder, el coraje, la sabiduría, la claridad, la luz y la plenitud de la creatividad. El amarillo nos recuerda que no importa el tiempo ni la estación. "La plata es mía, el oro es mío", dice el Señor de los Ejércitos (Adonai Tzeva'ot) (Hageo 2:8).