Pesaj 5783: ¿Qué pasó en la mesa de Yeshua?

Hágase Tu Voluntad

La última cena tiene múltiples capas de información profética acerca de cómo vivir en victoria y más en estos últimos tiempos. Es un ejemplo perfecto de obediencia y sumisión a hacer la voluntad de Dios, a pesar de lo que nos pueda pasar, llegando a alcanzar el llamado de Dios. Imagina, ponte en los zapatos de Yeshua, en su mano estaba el beber de la copa de la traición, ser torturado y crucificado al día siguiente. Siempre que pensamos en Pesaj tenemos presente la alegría y es así pero ¿cómo te sentirías si hubieras estado en los zapatos de Yeshua y los Apóstoles solo un día o dos después?. Este es un gran ejemplo de la importancia de entender la perfecta voluntad de Dios para nuestras vidas y el permitir que se haga conforme a su propósito, sin ni siquiera dudarlo. Hay una impartición celestial este Pesaj y somos invitados a la mesa. Por un instante, mira cómo Yeshua le dio a Judas el pan mojado y lo que significó esto aun sabiendo que él era su traidor. Y le dijo:“Lo que vas a hacer, hazlo rápido [sin demora]”. (Juan 13:27).

¿Sería esa tu respuesta a tu traidor? sabiendo incluso las consecuencias de su traición. Ni siquiera hubo un "te reprendo satanás" o ninguna pelea. Hay que ver el final desde el principio y este es el nivel de visión que Dios nos está animando a adquirir. ¿Estamos viendo la circunstancia solo reaccionamos ante ella o estamos mirando más allá?, es decir, desde la perspectiva que te da la sala del trono. ¿Responderás adecuadamente?. Hay una batalla feroz en los lugares celestiales y el reino caído busca dividir conquistar y engañar a las Ekklesias de las naciones. Probablemente tú lo habrás experimentado de primera mano, pero ahora hay que cambiar el cómo respondemos. Cuando somos participes de Pesaj, nuestros ojos espirituales se abren y podemos ver más claro e incluso más lejos. Recibimos la visión de Dios para nuestras vidas, familias, negocios, ciudades y etnias. Donde antes una traición nos hubiera hecho retroceder mental, física y financieramente, ahora no te podrá detener, dejemos atrás la mentalidad de esclavitud y tengamos una mente libre. Pero atención, porque sin una visión clara por parte del Altísimo, esa nueva libertad se puede convertir en caos. Eso sucede porque no hay una meta hacia la que correr y ser verdaderamente libres. Yeshua sabía sin ninguna duda lo que tenía que hacer pero lo más importante, conocía el resultado final y este sería la salvación del mundo. Se está desatando un nuevo nivel y dimensión dentro del destino del reino celestial, el enemigo está intentando moverse rápidamente pero Adonai de los Ejércitos está decretando desde Su trono. Su perfecta voluntad está sobre ti y aunque el enemigo intente detenerte, no será más un tropiezo en tu camino, la puerta de la promesa de Abba para tu vida está abierta.


El esclavo no es mayor que su gran Amo

En la mesa, Yeshua nos muestra el diseño y la visión de cómo debe ser su cuerpo y novia hasta que Él regrese. No se molestó ni escondió nada a pesar que Judas Iscariote estaba sentado en la mesa escuchando. ¿Compartirías tus planes victoriosos teniendo a tu enemigo a la mesa? Desafortunadamente para Satanás, su destino está sellado, por más que intente interrumpir o desbaratar los planes de Dios, aquellos que son cercanos a Abba son intocables y tienen la poderosa visión enfocada en la victoria . Antes de ser traicionado, Yeshua lavó los pies de todos los presentes, dando ejemplo de lo que Él esperaba que sus discípulos hicieran en el futuro. Juan 13:12-17 nos da el mapa profético y profundo, algo que no es de este mundo. Es una bendición condicional que dice:

“¿Entiendes lo que he hecho por ti? Vosotros me llamáis Maestro y Señor, y hacéis bien en hacerlo, porque eso soy Yo. Así que si yo, el Señor y el Maestro, os lavé los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros. Porque les di [esto como] un ejemplo, para que ustedes hagan [a su vez] lo que yo hice con ustedes. Os aseguro y os digo muy solemnemente que el esclavo no es mayor que su amo, ni el enviado es mayor que el que lo envió. Si sabes estas cosas, bendito eres [feliz y favorecido por Dios] si las pones en práctica [y las haces fielmente]”

Este fue una de las últimas instrucciones de Yeshua. También dijo que debíamos comer su cuerpo y beber su sangre. El peso de estos breves versículos es impactante. Somos invitados a la Mesa de Yeshua y tenemos que ver dónde estamos en el proceso, para llegar a la plenitud de Juan 13:12-17. Es necesario saber cuánto nos falta por recorrer. Esta es una de las claves para experimentar la manifestación de ¡la generación de Malaquías 4:5-6! Solo así experimentaremos la sanidad intergeneracional y podremos comenzar a correr todos juntos, sin importar si se es joven o viejo, sin importar la edad, los nombres, los títulos o cargos y sin competiciones, todos en unidad. Los planes y los esquemas del reino caído de las tinieblas no podrán resistir tal fuerza. Un toque de shofar está sonando en este Pesaj, el enemigo sabe que no lo podrá enmudecer. Escucha el shofar claramente, afina tu oído para oír las instrucciones de nuestro Señor y Maestro.

El patrón no es nuevo, pero tiene una visión diferente

El cumplimiento de la muerte, la resurrección, la ascensión y el pronto regreso de Yeshua puede parecer imposible para una mente mundana. Solo por revelación divina puedes llegar a entender que esto sucedió. Mientras nos sentamos en la mesa de Yeshua las palabras dichas para Jeremías son dichas por Adonai: “Clama a Mí y Yo te responderé, y te mostraré cosas grandes y ocultas, [cosas que han sido confinadas y escondidas], que tú no conoces ni entiendes y no puedes distinguir”. (Jeremías 33:3). Un ejemplo de esto lo encontramos la vida de Jacob y Esaú. Siempre nos enfocamos en el engaño de Jacob con el cuál obtuvo su herencia y de alguna manera vemos a Esaú como la víctima pero ¿es así como Adonai vio lo ocurrido?. Dios le habló a Rebeca, incluso cuando los dos estaban en su vientre, diciendo:

“Dos naciones hay en tu vientre, dos pueblos dándose cabezazos estando aún en tu cuerpo. Un pueblo dominará al otro, y el mayor servirá al menor” (Génesis 25:23).

El destino de Jacob era recibir la herencia del primogénito desde el principio. Jacob se esforzó y usó sus fuerzas naturales, todo lo opuesto hizo Esaú que ya era un fuerte cazador. Jacob también contaba con la sabiduría de su madre, quien escuchó la profecía de Adonai, la que lo hacía heredero de la primogenitura. Si la obtención de la primogenitura hubiera sido por fuerza, Esaú siempre habría ganado la contienda. Entonces, ¿fue el engaño de Jacob tan traicionero? después de todo, nada sería escondido de los ojos del Eterno.

Finalmente, Isaac le dice a Esaú después de bendecirlo que la única manera de que el yugo de Jacob sea quitado era si él lo perdonaba, solo así, él sería totalmente libre.

“Pero vivirás por tu espada, y servirás a tu hermano; Sin embargo, sucederá que cuando te liberes [de tu ira y odio], arrancarás su yugo de tu cuello [y serás libre de él]”. (Génesis 27 biblia amplificada).

El fuerte arco de Esaú fue echo a trizas por el decreto de Dios, su palabra se cumplirá. El odio solo llevó a Esaú hacia la servidumbre, pero el perdón lo liberó. Y aquí tenemos otra clave, ¿qué está pasando en este momento?, ¿cómo reaccionamos?, ¿nos sentimos afectados por los traumas?, el enfocarnos en lo que nos duele no nos permite ver toda la obra entera, es decir, el plan perfecto de Dios. El llamado que había en la vida de Jacob fue evidente incluso para Esaú después de que su ira se atenuó. Creemos Esaú perdonó a Jacob y que eso lo llevó a obtener una gran bendición. Ofendernos nos pone bajo un yugo pesado y nos encadena y lo sorprendente es que el diablo no nos envía estas personas para que nos ofendan sino que es Adonai quién lo hace. El propósito es probarnos a nosotros mismos y ver cuanto orgullo hay en nosotros y ver si materializamos el: “amad a nuestros enemigos, bendecid a los que nos maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que nos ultrajan y nos persiguen”; (Mateo 5:44). Él nos permite saber en qué punto estamos y ver cómo reaccionamos, ¡es una gran bendición!. La próxima vez, piensa en esto y mira si puedes cambiar tu reacción y ver si podrás dar amor y bendición, incluso a tu enemigo. ¿Estas dispuesto a caminar en la plenitud del amor de Adonai, ¡Lo obtendrás en la práctica!

Conclusión

3 llaves de Pesaj

1. Todos necesitamos una visión clara de Dios para correr confiadamente, debemos cambiar nuestra mentalidad de esclavo a la mentalidad de un ciudadano del reino de los cielos. Solo así podremos llegar a la tierra prometida. La traición no nos afecta como antes porque vemos más allá, estamos enfocados en el propósito de Dios, manifestarlo aquí en la tierra, queremos cielos abiertos, ¡corazones, mentes y espíritus dispuestos a recibir la visión de Adonai en este Pesaj!

2. Juan 13:12-17 nos instruye para llegar a ser una generación de hijos e hijas de Dios que el enemigo no pueda vencer. Es una prueba de fuego para saber cuánto nos queda para llegar a este nivel. Es hora de implementar esta hoja de ruta y manifestar ¡la generación de Malaquías 4:5-6!

3. El perdón es el antídoto contra la esclavitud. Nos permitirá tener el corazón del Padre en cualquier situación o circunstancia. La ofensa siempre empeorará las cosas, ¿por qué no bendecir y amar como Yeshua lo ha ordenado? ¡Sé libre en este Pesaj!. Todos los que estáis cargados, trabajados y arrepentidos, perdonad y recibid el manto de Yeshua. Su carga es fácil y su yugo es ligero, su gozo estará dentro de ti mientras celebramos Pesaj 5783!

Mientras festejamos sentados a la mesa de Yeshua en este Pesaj, participemos con gozo y acción de gracias de todo corazón. Que su cuerpo y su sangre sean una señal en nuestro corazón y corre la carrera en la poderosa victoria de Yeshua. Pasa al otro lado, de la mentalidad de esclavo a la completa libertad, de Egipto a la Nueva Jerusalén, de las tinieblas al lado del Rey Yeshua. Que la fe aumente en este Pesaj y sea una lanzadera que nos impulse hacia la plenitud de nuestros destinos en Dios Todopoderoso, el que gobierna y reina sobre toda la creación, el que tiene sus ejércitos celestiales. ¡Jag Sameaj y Adonai te bendigan y te guarde!

Manténte atento

Comenta y danos tu opinión

Todos los derechos reservados

es_ESES