Parasha Shelaj Leja

En esta porción de la Biblia se combinan dos caras de una misma moneda, por un lado, un acontecimiento triste y por el otro, una aventura casi sacada de una película de James Bond. La Parashá de esta semana es desafiante y emocionante.La oportunidad que tenemos es la de alcanzar el reposo del Todopoderoso, descrito en Hebreos 3: 7-4: 1.Pero primero debemos aprender luna valiosas lecciones halladas en Números 13: 1-15: 41 y Josué 2: 1-24 , solo así, llegaremos a la Tierra Prometida.


La historia de los doce espías enviados a explorar la Tierra Prometida contrasta con los dos espías que fueron enviados a explorar Jericó, es la historia de dos generaciones diferentes. La primera fue enfocada en salir de Egipto, poniendo a prueba todo paradigma humano. La segunda fue una generación llena del temor de Adonai y esto los impulsó a llegar más lejos que la generación anterior. Imagínese cada año viendo cómo los miembros de su familia murieron uno por uno debido a su falta de fe. y murmuraciones en ese día infame cuando regresaron los espías. No solo eso, sino que ahora, después de experimentar los milagros diarios de mana y agua fresca, muchas señales y maravillas, y después de haber estado empapado en la Palabra de Dios durante años, no quedaba Egipto en ellos. Su identidad era la de pueblo escogido y apartado de Adonai, arraigado en su palabra y en sus hechos.

En la 1ra generación siempre había una ruta de escape, una voluntad de abandonar todo cuando las cosas parecían imposibles, recordando Egipto. Siempre encontramos un: ¿Por qué no volvemos a Egipto?. La segunda generación no tenía ese pensamiento de claudicar y ¿qué tal si hoy decidimos esa misma opción para nosotros?, ¿Volveremos a nuestra vida antigua?, sería como regresar, cruzar el desierto y pedirle a satanás que vuelva a poner los grilletes de la esclavitud en nuestras manos y pies, pidiéndole que nos mandoneé.

En Jericó, la ramera Rahab escondió a los dos espías fue salva, transformada y agradeció el haber sido salvada del ataque en Jericó. Ella se convirtió en nada más, ni nada menos que en la madre de Booz, quien se casó con Rut y de allí sale el linaje de Yeshua. Ella vio de primera mano la diferencia entre el juicio de Dios y la misericordia. Hoy, en esta era de gracia, el juicio pareciera estar en un lugar lejano. Según las Escrituras, esta vida es nuestra única oportunidad y cuando muramos, nos despertaremos y estaremos en el día del juicio, como si todo hubiera pasado "ayer".

Lo opuesto al juicio de Adonai es su reposo, el reposo y la confianza en todas sus promesas. También significa tener una relación experiencial con Él, y ella producirá este reposo sobrenatural. Este es el consejo del Apóstol Pablo al cuerpo global del Mesías: “Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: "hoy," para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio,”(Hebreos 3: 12-14). ¿Tu confianza y fe en Adonai es mayor o menor en comparación a cuando fuiste salvo? Esta semana es ideal para volver a nuestro primer amor en Yeshua y para asegurarnos de despojarnos de todos los grilletes que nos hayamos puesto en nuestras muñecas. Vuelve a entrar completamente en el descanso del Gran Yo Soy. ¡Que tengas una semana bendecida y en victoria gracias al Altísimo!


Únete a nuestra lista de correo electrónico

Suscríbete

Manténte a la última en Telegram

Únete

Comenta y danos tu opinión

Todos los derechos reservados

es_ESES