Iyar 5783: El cortejo de la novia

Iyar viene justo después del mes de Redención, el mes de Nissan que fue cuando YHWH sacó a los israelitas de Egipto en Pesaj. Exactamente en esos mismos días, casi 3.500 años después, Yeshua fue crucificado, murió (Pascua) y resucitó (Primeros frutos) en Jerusalén. Iyar es el mes antes del mes de la Revelación, cuando Elohim entregó la Torá a Moisés en el Monte Sinaí y ese mismo día, casi 3.500 años después, 300 personas fueron bautizadas en el Espíritu Santo durante Shavuot (Pentecostés) en Jerusalén. Es poco conocido el hecho de que Iyar es el mes en el que Adonai corteja a Su novia, Él hará todo lo posible para asegurarse de que durante este mes lo conozcamos mejor y de manera más intima, más que nunca, nos prepara para esta nueva temporada, el cumplimiento de su promesa.

Revelación

Este mes abarcaría los capítulos desde el 15 al 18 de Éxodo. Durante este mes Abba se revela a sí mismo a Israel, como nunca antes, lo mismo podrá hacer con nosotros si hoy elegimos dar el paso de salir fuera de Egipto (mentalidad antigua) y entrar en la tierra prometida (coherederos con Yeshua). En este camino, Él nos llevará a entender que todo procede de Él, Él provee para sus hijos todo e incluso más de lo necesitado. Durante este mes, Adonai se revela a sí mismo en 4 maneras diferentes, estas son: YHVH RAFA (El Señor que te sana), YHWH YIR'EI (El Señor Nuestro Proveedor), YHVH ROHI (El Señor Nuestro Pastor), y YHVH NISSI (El Señor Nuestro Estandarte). En cada situación Adonai muestra que Él puede cuidar de su Novia y proveerle según la necesidad, a diferencia de otros dioses falsos como los dioses de Egipto.

Él está caminando junto a su novia, Israel tomados de la mano recorren el pasillo, de la misma manera que lo hacemos en una boda judía tradicional. la Ketubah (votos matrimoniales) ha sido escrita y el compromiso del novio ha sido verdadero. Yeshua nos está recordando sus votos matrimoniales durante este mes, ahora preguntémonos si nosotros, su novia, lo hemos recordado. Él lo ha hecho todo y además nos recuerda que grandes promesas están aún por venir. Este mes, Yeshua está destruyendo el falso pensamiento, los paradigmas engañosos y quitando los velos mágicos sobre tu vida. Él se te está revelando como nunca antes lo había hecho, el enemigo está aterrado por tu nuevo entendimiento.


Rencuentro

Yeshua se apareció muchas veces a sus discípulos durante un período de 40 días después de su resurrección, revelándose a ellos como lo hizo también con otros en toda la Escritura, desde el Éxodo hasta los Profetas. Él se apareció en sus momentos más bajos, la imagen del Eterno revelada, casi como si escondiera su identidad. Casi siempre reuniéndose con ellos durante alguna comida. El tiempo que Israel pasó en el desierto Él se estaba revelando a si mismo, una vez tras otra, tranquilizándolos y preparándolos para lo que estaba por venir. Ahora estamos en la misma preparación, la de su regreso, en la que Él vendrá por su novia.

Este Iyar es un mes de visitación y preparación, el día de Júbilo que está más cerca. En este mes la cuenta del Omer está presente todos los días. Esto nos recuerda como el maná fue dado a Israel en el desierto y se hacia pan, de la misma manera, el pan que descendió del cielo Yeshua, fue partido por nosotros. Seguimos la cuenta hasta llegar a Shavuot (Pentecostés). Así como el año del Jubileo es cada quincuagésimo año, 7 X 7 años, también contamos 7 X 7 semanas para llegar a Shavuot. Iyar es el único mes bíblico donde se cuenta el Omer todos los días y esto lo hace especialmente significativo porque nos acerca al "jubileo de las semanas". Posiciónate y ten encuentros poderosos con Adonai durante este mes, estáte listo y expectante para recibir la nueva revelación que Abba ha preparado para ti en esta nueva temporada. Recuerda la promesa de Yeshua, Él nos ha dado el bautismo del Espíritu Santo, así que no lo descuidemos, Él está en nosotros, nos conoce y también sabe los pensamientos del Padre. Así como les pasó a las mujeres que vieron la tumba vacía de Yeshua, prepárate para tener encuentros angelicales en este Iyar. Si la gente no te cree, simplemente espera que Yeshua mismo se revele y mientras tanto, dale toda la gloria a Adonai en compañía de sus huestes celestiales.

Restauracion

No serás restaurado a tu posición anterior sino que lo serás a aquello que Dios te prometió, desde antes que estuvieras en el vientre de tu madre. Históricamente hablando en este mes el rey Salomón puso los cimientos del Primer Templo (1 Reyes 6:37). En la actualidad también es un mes de celebraciones como Yom Ha'atzmaut (Independencia de Israel) el 5 de Iyar o Yom Yerushalayim, que conmemora la Reunificación de la Ciudad Vieja de Jerusalén en el 28 de Iyar. Así que, podemos estar seguros de que Adonai recuerda aquello que nos ha prometido. Estas celebraciones son la prueba del cumplimiento de las promesas de Abba y restauración visible de Israel. Él está derramando su sanidad, transformación y restauración. Todo te será restaurado, mentalmente, físicamente y espiritualmente, todo de acuerdo a las promesas de Adonai para tu vida. Deshazte de las mentiras y los engaños del pasado, de aquello que te convención el reino caído de las tinieblas, pídele al Espíritu Santo que lave tus ojos y tus oídos de nuevo para que cada engaño desaparezca y sea reemplazado por la Verdad del Dios Todopoderoso, créelo porque Él lo hará.

Recuerdo

Durante este Iyar, Abba te está recordando, no porque se haya olvidado de ti, miremos esta misma palabra en hebreo, Zakar. Esta palabra no se refiere a un acto mental de "recordar algo", sino que es una acción como resultado de recordar. Es decir, no significa que Dios se haya olvidado de nosotros sino que Él está a punto de actuar en nuestro nombre. Cada vez que en la Escritura se menciona que Dios se acordó de una persona o de Israel es seguido por una acción rápida en favor de ellos. Vivimos en un tiempo de gran incertidumbre en el mundo, cuando la maldad y la oscuridad se están acelerando rápidamente, al bien lo llaman mal y al mal bien pero durante Iyar, Yeshua se acuerda de nosotros y nos recuerda la veracidad de su amor, su presencia, sus nombres, su poder y que Él está en nosotros y nosotros en Él. Yeshua comió con sus discípulos varias ocasiones después de Su resurrección, de la misma manera, Él nos trae a la mesa y nos tranquiliza, recordándonos quién nos ha llamado a ser y la autoridad que Él nos ha dado. A pesar que todo se estremezca podremos permanecer firmes a lo que está por venir, para ser la luz del mundo, la sal de la tierra y las tinieblas no podrán contra nosotros.

Habacuc 1:5 se está desarrollando ahora mismo en la tierra: “Observen entre las naciones y miren. Quédense asombrados y atónitos, porque yo haré en sus días algo que aun si se los contara, no lo creerían." Cosas grandes, maravillosas y también terribles acontecerán pero no son para renunciemos sino para aprender lo que realmente significa ser uno con Yeshua y su cuerpo.

A medida que Abba nos recuerda que su tiempo y su plan son perfectos. Aunque a nuestros ojos pueda parecer que su tiempo es un retraso, Él nos está perfeccionando, recuerda Habacuc 2:3 dice así:
“Aunque por un tiempo la visión tarde en cumplirse, al fin ella hablará y no defraudará. Aunque tarde, espéralo; pues sin duda vendrá y no tardará”.

Al tercer día Yeshúa resucitó tal y como lo prometió. No seamos incrédulos porque Dios siempre tiene sus atalayas en los muros, vigilando y mirando hacia el horizonte. Se les dijo a los discípulos que permanecieran en Jerusalén, porque Él ascendiera a la diestra del Padre y de la misma manera volverá. Que este Iyar sea el pasillo que te lleve al altar de Yeshua, nuestro Esposo y recordemos sus votos. Hemos entrado en un tiempo de gran revelación, rencuentro, restauración y Dios se está acordando a su pueblo. Él no se demorará. Adonai te bendiga y te guarde!

Manténte atento

descentralizado

Comenta y danos tu opinión

Todos los derechos reservados

es_ESES